55.2109.6936

Post Parto

El parto no es como lo pintan

¿Por qué nadie me dijo que se sentía esto? ¿Por qué nadie me avisó? Las mamás se sienten engañadas por los anuncios y fotografías de madres perfectas, amamantando en la tranquilidad de su mecedora, peinadas de salón, con uñas pintadas, con casas ordenadas y parejas satisfechas. Mamás que siguen con su vida “como si nada hubiera cambiado” y que suman al bebé a la ecuación de mujer trabajadora, pareja, hija, amiga etc.

Lo que se les olvida mencionar a los anuncios y fotografías perfectas es que únicamente el 55% de las mamás, después del baby blues, viven una maternidad plena y pueden adaptarse a su nueva vida llevando a cabo los ajustes necesarios.

El otro 45% Puede estar pasando por estrés post parto, ansiedad y/o depresión.

El 90% de las mujeres, después del nacimiento de su bebé, pasan por una etapa llamada Baby Blues o Tristeza Post Parto. Es una afección leve y transitoria donde pueden presentarse diferentes síntomas como:

  1. Cambios en el estado de ánimo
  2. Llanto frecuente
  3. Sentimiento de estar “sobre pasada”
  4. Agotamiento

La Tristeza Post Parto coincide con 2 factores primordiales:

  • El regreso a casa de la mamá y su bebé
  • La bajada de la leche.

A diferencia de la Depresión Post Parto, en lo sucesivo DPP, desaparece sola después de dos o tres semanas.

El estrés post parto se refiere a un desajuste en la adaptación a este periodo de la vida de la madre.

Se ubica entre la tristeza post parto y la depresión postparto. Se caracteriza por niveles de disconfort que son persistentes y no ceden ni con el  paso de tiempo  ni mediante acciones de auto ayuda.

Las mujeres describen que es muy difícil pasar el día con el bebé aun cuando cuidan de él perfectamente. Aman al bebé y tienen buen apego, pero pueden tener niveles altos de ansiedad, muchas dudas acerca de sí mismas y de su forma de maternar  y sentir una presión excesiva, por ser “la madre perfecta”.  Muchas veces se sienten como IMPOSTRAS, mostrando solo una parte de su vida, cuando en realidad nadie sabe cómo se sienten. Los sentimientos de estar estresada y/o sobre pasada están presentes todo el tiempo.

Como estos síntomas no son suficientes para diagnosticar una Depresión post parto, muchas madres no se atienden.

Cuando el estrés post parto no es tratado puede convertirse en una Depresión Post parto.

En PSIMAMÁ creemos que independientemente de si tienes TODOS LOS SÍNTOMAS o únicamente algunos, es importante atenderte para poder tener una experiencia de maternidad positiva, sentirte conectada con tu bebé y aminorar los problemas de pareja, sociales y familiares que muchas veces surgen con esta etapa.

Las estadísticas dicen que en México entre el 16% y el 20% de las mujeres sufre depresión post parto. Esta situación muchas veces no es detectada o identificada fácilmente ya que la mujer/mamá no se atreve a decir que casi todo el tiempo se siente triste; que nada de lo que hace lo disfruta; que no tiene energía; que le cuesta mucho trabajo cuidar a su bebé o siente que es incapaz de hacerlo; que en sus momentos más obscuros se arrepiente de este cambio de vida… de haber tenido al bebé. Estos pensamientos y sentimientos no los tiene por ser una mala madre o no querer a su bebé; ni por que sea débil de carácter y no haga lo suficiente para sentirse mejor; tampoco por ser torpe o incapaz para desempañarse ahora como mamá.

La depresión post parto es una enfermedad real. No se inventa y, sobre todo, no se puede controlar. Llega sin avisar y sin distinguir situaciones familiares o personales; sin importar que se tengan o no antecedentes depresivos. Puede aparecer desde los primeros meses o hasta dos años después del parto.

Se utiliza el término Depresión Post Parto para englobar síntomas de depresión y ansiedad en las madres.

No todas las depresiones son pasivas, muchas veces las DPP son “activas y ansiosas” , esto es, la mujer está muy activa, se ve “bien” pero ella se siente mal, en ocasiones, al borde del abismo.

DIFERENCIA ENTRE DPP Y DEPRESIÓN EN OTROS MOMENTOS DE LA VIDA

La DPP es denominada así, por aparecer después del parto.  Por lo general se presenta con más ansiedad y más explosiones de enojo y/o llanto que la depresión en otros momentos de la vida.

La madre requiere atención inmediata, ya que tiene sobre sí, las demandas del recién nacido y muchas veces de otros hijos y pareja.  Además de que se encuentra en un momento muy vulnerable de su vida.

¿QUÉ SIENTEN LAS MUJERES CON DPP?

Las mujeres que padecen DPP, se ven robadas o privadas parcial o totalmente de la alegría de ser madres. Como resultado, experimentan un gran conflicto y sentimientos de culpa por no responder y /o sentir como lo hace “una buena madre”; es decir, comportarse como la madre que “debería de ser”.

 Algunos Síntomas de la Depresión:

  1. Sentimiento de vacío o tristeza
  2. Pérdida de interés en actividades placenteras que anteriormente interesaban a la persona
  3. Pérdida o aumento en el apetito
  4. Cambios en el patrón de sueño (sentimiento de que la falta de sueño es un problema grande en su vida)
  5. Sentir el cuerpo pesado
  6. Tienen sentimiento de intranquilidad continua
  7. Falta de energía, apatía y/o fatiga
  8. Pensamientos de inutilidad
  9. Sentimientos de culpa
  10. Falta de concentración, memoria, dificultad en la toma de decisiones.
  11. Ideas acerca de la muerte (aunque piense que es incapaz de ejecutarlas)

¿Cómo puedo saber si tengo DPP?

  1. Revisa los factores de riesgo y marca si tienes alguno +INFO
  2. Contesta el test Edimburgo aquí y envíalo a PSIMAMÁ, te arrojará un resultado de si hay posibilidad de tener depresión y/o ansiedad.
  3. Si tienes al menos 1 de los siguientes síntomas por dos semanas:
      a. Sentimiento de vacío o de tristeza.
      b. Pérdida de interés en actividades placenteras que anteriormente te interesaban.

    Y además tienes al menos 3 de estas señales

      c. Pérdida o aumento en el apetito.
      d. Cambios en el patrón de sueño. O piensas que la falta de sueño es un problema grande en tu vida.
      e. Sientes el cuerpo pesado.
      f. Tienes intranquilidad continua.
      g. Te falta energía, estas apática y/o fatigada.
      h. Pensamientos de inutilidad.
      i. Sentimientos de culpa.
      j. Falta de concentración, memoria, dificultad en la toma de decisiones.
      k. Ideas acerca de la muerte. (Aunque piense que eres incapaz de ejecutarlas).
  4. También puedes marcar esta lista de síntomas y hablar con un especialista. +INFO

Es importante que hables con un especialista ya que puedes tener DPP.

Slide diagrama de sintomas icono icono icono icono icono icono